> LA BELLEZA DEL CAMINO (2ALMA2): DONDE NUNCA SE MUERE

martes, 1 de marzo de 2016

DONDE NUNCA SE MUERE


Hoy día 29 de febrero de 2016, me pongo a escribir un poco y a ver lo que sale de esta loca mente loca.

Voy a escribir sobre un tema, que creo que a muchas personas les puede venir bien leer, pero que a otras por lo contrario, les causa rechazo tan solo oír hablar de ello.

Quiero escribir sobre la muerte, ya dicho así, suena un poco mal pero, ¿no es quizás el tema mas real sobre el que se puede escribir? ¿conocéis a alguien que se haya librado o se vaya a librar de ella? Pues no, es el único punto por el que todos los seres tienen que pasar, es decir, tienen en común, unos pasarán por que les toque la lotería, otros por enfermedades indeseadas, otros tendrán una vida muy intensa, otros muy carentes de momentos agitados, pero aunque la vida de todos sea tan distinta en momentos vividos, os aseguro a sabiendas de que nadie lo dudáis, que el momento al que llamamos muerte, nadie lo va a excluir de su vida, te libraras una vez, dos, tres, las que sea, pero tarde o temprano, llegará y digo tarde o temprano, por que si cierta es la muerte, incierto el saber cuando llega su momento, por mucho que te digan sabios y adivinos.

He oído y vivido historias de todas clases, desde una persona que le dijo a otra, el momento de tu muerte lo se yo que soy quien lo va a decidir. Todo esto pasaba mientras lo apuntaba en la cabeza con un arma y en el momento de pulsar el gatillo, la única bala que tenia, estaba defectuosa y no estalló, por lo que no pudo matarlo, es decir, nadie sabe el momento exacto, ni quien cree tener la ocasión en sus manos. Ahora, digo yo, ¿milagro, suerte? No creo en ninguna de las dos menciones, mas bien creo en el efecto de una causa, al igual de que no creo en ese famoso libro de la vida que un Dios posee en sus manos, si, ese libro al que todos hace mención de que en el esta nuestra vida escrita y que cuando llega el momento es porque así estaba escrito. Lo siento pero la frase de que nuestras vidas están escritas la veo mas como un consuelo, pero de consuelos está la vida llena.

¿Porque morimos? Bajo mi punto de vista y quiero que quede claro que es mi punto de vista, para empezar, porque estamos vivos, pero bueno, si concreto un poco más, porque tenemos un cuerpo, es decir, debido a que tenemos un cuerpo humano que como todo en esta vida es impermanente y tiende a deteriorarse, llega un momento que este deja de funcionar: Unas veces por cualquier accidente, otras por enfermedades que acaban imposibilitando la función de cualquier órgano vital de nuestro cuerpo, algunas porque decidimos en el caso de suicidio acabar con el funcionamiento de este y en el caso natural, por deterioro por vejez.

Imaginemos por un momento que compramos un auto nuevo; tenemos la posibilidad de que ya de fabrica traiga el motor malo, por lo que o estará casi siempre en el taller o en el peor de los casos, dejará de funcionar por muy nuevo que sea. Por otro lado tenemos la posibilidad de que en algún accidente, el motor llegue a sufrir tanto el impacto que deje de funcionar. También tenemos la posibilidad de que en el transcurso de la vida útil del automóvil, sufra alguna avería, bien por nuestro descuido hacia el, o por problemas de funcionamiento y esta avería lo lleve a dejar de funcionar para siempre. También tenemos la posibilidad que al estar expuesto a nuestra conducción, por una locura o borrachera, acabemos con el estrellándolo y por último, que por la causa mas natural, la vejez del automóvil y deterioro de su motor, diga “hasta aquí hemos llegado” es decir, por una causa u otra, algún día nos quedaremos sin el automóvil. De igual modo, si tenemos en cuenta que somos energía, alma, espíritu o como lo queramos llamar, no somos más que, el conductor de un automóvil que se llama cuerpo y que algún día perderemos.

Debido a mi creencia, el cuerpo si lo llevamos al símil antes mencionado, deja de funcionar, pero el conductor sigue su camino y llega un momento en que adquiere otro automóvil, en nuestro caso cuerpo y es a lo que personas con la misma filosofía que la mía, llamamos reencarnación.

Por eso, tu, si tu, ahora me dirijo a ti, no pienses que esa persona te ha abandonado, lo que le ha ocurrido es que ya su cuerpo ha dejado de funcionar, pero quiero que sepas que está a tu vera como siempre, no la puedes ver, no la puedes tocar, pero si prestas un poco de atención, si la podrás sentir, porque para empezar, tantos momentos buenos y malos has compartido con ella, que nunca te va a abandonar. Cuando le toque nacer en otro cuerpo, algo de su energía, seguirá a tu vera, aunque nazca en el otro extremo opuesto del mundo.

Si la reflexión que os comparto es verdad, que ya digo que es mi filosofía y no tiene por que ser la tuya, tienes que tener en cuenta que el tiempo que podamos vivir con este cuerpo que nos ha tocado, tenemos que evitar hacer sufrir a nadie ya que, algún día, o bien ese alguien o tú, dejareis el cuerpo y volveréis a nacer, pero ya en ese caso, tus padres serán otro seres, tus hermanos serán otro seres, tus amigos serán otros seres y estos con los que has compartido tu recorrido en esta vida, ya no formarán parte de tu nuevo recorrido, es más, no te acordarás que existieron tanto ni ellos, ni de tu propia existencia anterior.

Dentro de la filosofía en la que mas o menos me muevo, se suele decir: Si tantos renacimientos hemos tenido, de seguro que o tu has sido mi madre en alguno de ellos o yo la tuya, por eso, ¿que lógica tiene hacer daño a quien en otra vida a sido mi madre y he querido tanto como a la que tengo ahora? Ninguna.
Bueno, no molesto más por hoy, recordad que la muerte es cierta, pero el momento de su llegada no, si le preguntásemos a alguien que murió ayer, de seguro que pensaba que hoy estaría vivo, por eso, me despido con un fuerte abrazo beso hacia todos y deseando que esteis bien, felices y en paz desde quien no es mas que vuestra percepción y a saber quien fuí vuestro en otra vida, Juan Chía................. Chimpúm.

Ads Inside Post