> LA BELLEZA DEL CAMINO (2ALMA2): AMATE SIN ESPERAR A QUE OTROS LO HAGAN POR TI

lunes, 6 de junio de 2016

AMATE SIN ESPERAR A QUE OTROS LO HAGAN POR TI

Voy a intentar escribir algo, a ver que me puede salir.

Soy un ser a quien le gusta mucho estudiar las causas que llevan al efecto de los caracteres de las personas, más que nada, porque me facilita el perdón o la compresión cuando se trata de algo que supuestamente me puede dañar y cuando digo supuestamente, es porque en realidad, nadie me va a dañar si yo no quiero que lo haga. ¿Por qué? ¿soy poderoso?, ¿soy fuerte? Pues no, nada de eso, simplemente he llegado a comprender que para que alguien me dañe, tengo que participar con mi percepción, es decir, nada que me haga nadie, va a ser daño si yo no lo percibo así.

Imagina que están reunidos tres amigos, los vamos a llamar en este ejemplo (amigo 1) (amigo 2) y (amigo 3) y en una conversación, sale que (amigo 3), ha hablado mal de los otros dos con otras personas que no está en ese momento, pero que han sido las que han informado a los otros dos.

De repente, (amigo 2), empieza a discutir con (amigo 3) y a decirle que no se esperaba eso de el, que lo tenía como su mejor amigo y en realidad, lo que le ha dañado es que haya sido el quien lo ha traicionado, más que la traición en sí. Mientras la discusión se caldea, (amigo 1) solo intenta calmar a los dos sin darle tanta importancia y al terminar todo, se marchan cada uno a su casa, pero eso si, cada uno con un sentimiento distinto, (amigo 3) se va un poco enojado y con remordimiento por lo que ha hecho, (amigo 2), se marcha muy enojado y pensando que no lo perdonará jamás y (amigo 1) se va pensando, ¡vaya tontería y la que se a formado en un momento!, bueno, ya se les pasará.

En realidad, si lo que ha hecho (amigo 3) es un daño real, Tanto (amigo 1) como (amigo 2)), lo tendrían que ver de igual forma, pero no, uno se ha molestado y el otro no le ha dado importancia, por lo que el daño solo existe en uno de los dos y es el que lo ha percibido como tal.

Las cosas pasan, pero pasan en un instante, después, tu eres el que te encargas de mantenerla el tiempo que dure y me pregunto ¿de qué te sirve darle tantas vueltas a un problema que dejo de existir ya hace rato?.

Yo te puedo insultar y el insulto durará, el tiempo que requiera la palabra cuando se dice, pero a partir de ahí, tu eres el que le das la categoría de mas o menos importante y no solo eso, tú también eres el que llevas el recuerdo en tu mente el tiempo que te dure. Y si observamos bien, ¿merece la pena que el que te haya insultado lo olvide en un momento y que tu sigas sufriendo por mucho tiempo? Pues no, puesto que es como si te dieran una bofetada y tu a partir de ese momento agarrases la mano de quien te la ha dado y siguieses abofeteándote.

Medita bien sobre ello, veras la de forraje o basura que llevas en tu mochila como lastre y es más, ese lastre, es el que algunas veces te impide avanzar a través del ego desarrollado por tu mente –“me dijo, me hizo, me dio, me quitó, me miró, etc…,” – Todo eso no hace más que crearnos miedos, inseguridades, desconfianzas y va aplastando nuestra mente hasta el punto en algunas ocasiones, que nuestra estima queda por los suelos.

Una vez que falla la autoestima, te vuelves agresivo, nervioso, temeroso y lo que es peor, falto de fuerzas en tu personalidad.

Como al principio contaba sobre el carácter de algunos, si te paras a observarlo, te darás cuenta que no es mas que un escudo de falsa protección.

Se me da el caso y creo que como a muchos de vosotros, de conocer a alguien que a la mínima que le dices, ya está dando voces alterado, pero si lo observas bien, no es más que su defensa al creer que nos vamos a reír de él, lo vamos a ver inferior, o incluso le vamos a hacer daño. Suelen ser personas que han pasado una niñez sin que le valoren y cuando le ha llegado el momento de salir a la calle, ha querido salir demostrando que no es menos que nadie, ¿pero como lo soluciona? Hay quien se hunde en un pozo del que no ve la salida y se empeña en mirar hacia el lado contrario de por donde puede salir, otros sin embargo, quieren solucionar empeorando su situación con drogas, alcohol o otro tipo de salida equivocada que dicta su mente haciéndole ver que si lo hace, los demás lo van a ver más importante, por ejemplo ¿el sabor del tabaco es bueno? No, otra cosa es que tu mente por adicción te haga creer que si o te pida fumar, pero en realidad, no es un buen sabor por lo natural, pero ¿Quién no ha fumado en su adolescencia algún cigarrillo o le ha dado alguna calada por el simple hecho de demostrar a sus amistades que no es inferior? No lo queremos reconocer, pero en realidad, en la mayoría de los casos, es así y no es mas que nuestro ego el que nos empuja a ello – “es que van a decir de mi, es que van a pensar en mi, es que me van a tomar por… Etc…

Claro está, nadie es igual y hay personas que son más sensibles a ese ego. Estas caen en las garras de esos que viven a costa de la maldad. Porque, vamos a ver, ¿que puede tener de bondad una persona que se encierra en un laboratorio a crear nuevas drogas? Yo creo que poca. El vivir a costa de eliminar la personalidad de otros hasta el punto de arruinarles la vida, es muy mezquino.

Yo muchas veces pregunto a amigos que se drogan

–“si yo te pusiera una copa de veneno ahora mismo delante para que te lo tomaras ¿qué harías?

-Pues no tomármelo o incluso llegar a tirártelo a la cara y denunciarte por intento de querer matarme

-“y si encima te pidiese dinero por haberte ofrecido esa copa?

- Pues no te pagaría

-Entonces, ¿como me explicas que pagues a una persona a cambio de un producto que está hecho en laboratorio a base de venenos?

- No lo se, porque me gusta lo que me da por ejemplo

- no te gusta, es más, si pudieses no lo volverías a hacer, pero encima de todo, ese veneno es adictivo y no puedes pasar sin él. Mira donde estas, mira lo que tienes, mira a tu alrededor la de personas que te han abandonado, mira como te huyen cuando te acercas a pedir dinero u otra cosa ¿lo ves? Pues ahora mira, el deportivo que acaba de estacionar en esa mansión, ve y te regocijas mirando su auto y su vivienda, porque ¿sabes qué? En el tiempo en que muchos te han dado de lado y has arruinado tu futuro, el dueño de ese auto y mansión, se lo han podido permitir con tu dinero y el de muchos como tú, personas a las que le daba miedo la calle y quisieron demostrar que eran importantes consumiendo esa mierda.

Por favor, ámate, no dejes que tu ego te engañe – “¡que dicen, que digan! ¡que miran, que miren! ¡que te hacen, que te hagan! No le des la importancia que no tiene a las cosas, deja de lamentarte y coge la vida como si de un bloc de dibujos se tratase, escoge los mejores colores, y empieza a dibujar tu futuro. Ah, recuerda también, que nadie nació sabiendo dibujar, si no te sale la pintura que quieres, rompe la pagina y empieza a dibujar en otra, hazlo cuantas veces haga falta y piensa también, que no hay nadie igual, unos necesitaran tres páginas blancas para aprender a dibujar y otros siete, pero al final, todos aprenden. Otra cosa a la que te ayudará el pensar que nadie es igual, es el comprender que eres único, exclusivo, nadie tiene lo que tu, por eso, nunca creas que eres menos que nadie, en todo caso, diferente, pero igual de diferente eres de los demás, que los demás de ti.

Bueno, hoy me he extendido un poco en el texto, pero como también se que a algunos les ayudará, a otros les será indiferente y a otros no les gustará, pues bien extendido sea para los pocos que puedan encontrar en la amplitud de este texto alguna palabra alentadora.

Me despido de este texto sin más, como lo hago otras veces, enviando mi mejor energía, un beso enorme y un abrazo gigante desde el corazón de este que no es mas que vuestra percepción. Juan Chía…….

Ads Inside Post