martes, 21 de junio de 2016

MI CALVA ES EL ESPEJO DONDE SE MIRAN LOS GUAPOS...

Vamos a escribir un poco y a ver lo que sale.

Me llama la atención hasta el punto que puede afectar a algunas personas su físico. Hay quien vive esclavo de un espejo, quien constantemente está poniéndole barreras a su vida con el culto a su imagen. Claro está que cada cual hace con su vida lo que se le apetece y que mientras no afecte a nadie, puede hacer lo que quiera, pero desde mi punto de vista, es decir, preguntándome a mi mismo después de ver como reaccionan otros como reaccionaría yo, la verdad, para nada me hubiese gustado creerme un súper guapo ¿y porque? Pues porque constantemente estaría intentando seguir siéndolo y como soy consciente de la impermanencia, me imagino lo mal que lo pasaría el día que en mi rostro apareciese una mancha, acné, una alergia, una quemadura, cualquier cosa que pudiese alterar en mi rostro lo que concibo como belleza.

Se de personas que por lo mas mínimo ya contestan ¡así no salgo a la calle! Y ¿porque? Por como tengo el pelo, por la vestimenta que tengo, porque tengo inflamado los ojos de acabarme de levantar, es decir, que se necesita todo un ritual antes de salir a la calle.

También me he encontrado a quien he oído ¡así no salgo a la calle! Y ¿porque? Porque no tengo ropa que ponerme y esta es la misma de ayer o es la que me puse en la anterior boda a la que asistí, es decir, necesita todo un vestidor renovable constantemente.

Como decía antes, ni me va, ni me viene, pero, me considero una persona con suerte de no ser así, no es que me crea mejor que el que lo es, pero me considero con suerte dentro de mi forma de ver las cosas ya que, algo que pretendo en esta vida como en tantas como haya vivido o me queden por vivir, es conseguir anular todo el sufrimiento posible y la verdad, una persona esclava de su físico o imagen, añade a su vida un sufrimiento que me ahorro.

En realidad, todos los seres pretendemos dejar de sufrir, no existe nadie a quien le guste el sufrimiento o no busque la felicidad, pero la cuestión es, ¿eliminamos de nuestra vida las causas que nos puedan hacer sufrir? Hay quien hace el mal y en realidad lo hace porque cree que así eliminará su sufrimiento, hay quien odia, pero en realidad lo hace porque cree que así elimina su sufrimiento, es decir, odio a esa persona porque me hace sufrir y en realidad lo que está haciendo, es dirigir o culpar a otro de su sufrimiento y es por eso que digo que odia por dejar de sufrir, todos queremos ser felices.

No nos damos cuenta que ya el perder lo querido es sufrimiento y el tener lo no querido es sufrimiento. Ambos sufrimientos, son difíciles de eliminar, porque ¿como se elimina por ejemplo el sufrimiento de perder a un ser querido? Es difícil. Si soy consciente de ello, ¿para que añadir mas sufrimiento a mi vida? ¿voy a sufrir por que guste mi imagen a los demás o no? Se que muchos contestarían yo lo que busco es gustarme a mi, no a los demás, pues en mi caso, no busco ni gustarme a mi cuando hablamos de lo físico, la verdad, no me gustaría ser un monstruo que al salir a la calle asuste a los niños de feo que soy, pero ser mas feo o mas guapo, la verdad, no me importa para nada, las personas que me conocen, me dicen muchas veces, vístete bien que vas a un acto donde tienes que ir elegante a lo que yo me pregunto ¿a quien tengo que gustar en ese acto? ¿no gusto como soy? Pues ese no es mi problema, si alguien se asombra con mi imagen, es su problema y no el mio.

Debido a ir con la tienda en mercados medievales, tengo que estar disfrazado todo el día y cuando siento necesidades de ir al aseo y buscar un bar para ello, me voy con el disfraz por la calle. Se que muchos dirán ¿que hace un romano en el aseo de ese bar? Pues nada, que va a hacer, lo mismo que un troglodita, sus necesidades, ademas, si mañana llega la moda de vestir de romano, ya no me verán raro ¿no? En fin, que no sufro por eso, que si un día me ves por la calle y te llama la atención mi imagen, es porque a ti te importa mi imagen, no a mi, es decir, tu problema, no el mio.

Si mañana alguien que se cree muy guapo se encuentra con un cambio en su imagen por algún accidente o semejante, no podrá salir a la calle o necesitará de un psicólogo para ello, mientras yo seguiré haciendo mis necesidades vestido de romano sin importarme lo que digan o piensen los demás. Solo me importa lo que digan los demás de mí, cuando se trate de que los daño o algo similar.

Bueno, me despido de este escrito sin mas belleza que la que pueda aportar mi ser a los demás, algo por lo que lucho constantemente ya que eso si me satisface y alimenta. Sin mas que con un beso y abrazo de quien no es mas que vuestra percepción, hasta pronto desde el corazón de Juan Chia..... Chimpum....

P.D: Ah, que....... el ser que no muere, es el que es consciente de su camino impermanente. Los demás, mueren todos los días cada vez que se miran al espejo.

Ads Inside Post